martes , abril 24 2018
Inicio / Al día / Diez cosas que has de hacer ante un despido

Diez cosas que has de hacer ante un despido

La primera y más importante, consulta con un abogado.

Uno de los procedimientos más habituales de nuestro derecho laboral, y uno de los más importantes por su trascendencia económica, social y jurídica es, sin lugar a dudas, la extinción del contrato de un trabajador por cuenta ajena, lo que comúnmente se conoce como el despido. Son situaciones que, muy a menudo, producen una gran tensión y una importante penuria entre las partes que las sufren y que por ello requieren ser llevadas con el máximo cuidado.

Por ello, en BasqueLaw Abogados nos aportan este artículo, realizado por  Joaquín Rodríguez González, abogado laboralista, en el que se ofrecen 10 consejos que pueden ser de utilidad en un momento tan relevante como es la finalización de un contrato de trabajo.

1.- No firmar documentos sin leer detenidamente

Cuando se trata de un despido, y no de una simple terminación de contrato de duración determinada, en la que, en la mayoría de los casos, el propio afectado sabe cuándo finaliza su relación laboral, hemos de tener en cuenta que estamos ante una notificación de despido. La carta de despido suele tener al final del texto y junto al nombre del empleado la palabra “recibí”. Es por tanto, factible su firma sin riesgo alguno, aunque hay quien aconseja no firmarla por si la confundimos con otro documento. Comprobar que en realidad es una carta de despido y no una carta de dimisión. En todo caso, se puede poner la expresión “no conforme” si no estamos seguros.

2.- Comprobar la fecha de notificación

Si ésta no es coincidente con la fecha real de la entrega de la comunicación de despido, se ha de anotar junto a la firma  del empleado la fecha real en la que está siendo notificado. Con esto se trata de evitar que las empresas acorten de forma irregular los plazos para la reclamación.

3.- Existen otras formas de notificación

Si no firmamos por desconfianza hacia el texto que nos entregan, hemos de tener en cuenta que el empresario puede llamar a dos testigos para que firmen por el empleado indicando expresamente que no quiso recibir la carta de despido. Esto es absolutamente normal, no debemos ponernos nerviosos. Asimismo la empresa puede enviar un Burofax al domicilio conocido del trabajador, servicio que ofrece Correos y que desprende plenos efectos legales al ser garante del contenido de la carta. Suele ser la opción más extendida cuando el trabajador se halla de baja.

4.- No firmar el finiquito si no estamos seguros de poder cobrar

El finiquito es una fórmula jurídica con un texto habitualmente resaltado o en negrita, con advertencia de que, con su firma, el trabajador se compromete a no reclamar ninguna cantidad pendiente, puesto que con el percibo de las cantidades consignadas en la carta de finiquito, se entiende que la relación laboral está saldada y finiquitada. Éste documento tiene efectos liberatorios para el empresario.

5.- Revisar la documentación adjunta

Si se trata de un despido por causas objetivas es muy frecuente que nos aporten datos económicos relativos a la empresa, para justificar la decisión. Pero lo que realmente es necesario tener en ese momento es el denominado “Certificado de Empresa” y que puede ser entregado por Internet directamente a la Oficina de Empleo, o en mano en el momento del despido. Si es éste último caso, comprobar que el sello y la firma son originales y no una simple fotocopia.

6.- Pedir la presencia del representante legal de los trabajadores si existe en la empresa

La ley así lo ampara y no debe extrañar a quien nos está despidiendo.

7.- No anunciar a quien entrega la carta las intenciones sobre opciones legales y de reclamación

Avisar sobre la estrategia legal no ayuda en nada y ofrece pistas innecesarias pudiendo tensionar aún más el ambiente en el momento del despido.

8.- Devolver el material propiedad de la empresa

Devolver el material propiedad de la empresa, entre los que pueden encontrarse uniformes, cuadernos con instrucciones o manuales, herramientas de trabajo, teléfonos móviles u ordenadores, vehículos de empresa (entrega de las llaves), tarjetas de fichaje carnets de identificación, llaves de acceso, etc. Con esto se pretende evitar posibles y futuribles reclamaciones de la empresa e incluso denuncias por una supuesta apropiación indebida. No sería la primera vez que ocurre.

9.- Abstenerse de hacer comentarios ofensivos

Por mucho que los nervios y la tensión sean irrefrenables, hemos de intentar mantener una actitud neutral y aséptica, no dando oportunidades para una acción legal en el orden penal. Las opiniones son personales, y como tales, nos las debemos guardar en nuestro fuero interno.

10.- No existe el despido verbal

Ha de ser expreso, notificado por escrito, con lo que no sirve que en un momento dado, el empresario o representante de la empresa mande a casa al trabajador con un “permiso” de varios días. Ante esta situación, seguramente se intenta conseguir una ausencia injustificada de tres días consecutivos. Es un despido disciplinario, que no lleva asociado una indemnización.

Si estas sufriendo una situación de despido o acoso laboral, ponte en contacto con nosotros.

Acerca de Pareja & Flores - Abogados

Abogado.

Lee también

Hemorragia legislativa

En los últimos días se han publicado en el BOE 5 leyes que vienen a modificar normas procesales básicas, y de las relaciones del ciudadano con la administración.

Deja un comentario