lunes , diciembre 17 2018
Inicio / Al día / Separación, divorcio y nulidad matrimonial, fracaso de dos que conviene cerrar con el mejor acuerdo posible

Separación, divorcio y nulidad matrimonial, fracaso de dos que conviene cerrar con el mejor acuerdo posible

Siempre es conveniente acudir antes a la mediación familiar. Los abogados son mediadores cualificados.

Los procedimientos matrimoniales de separación, divorcio o nulidad, pueden tramitarse de dos formas:

1. Proceso de mutuo acuerdo

Es un procedimiento bastante más sencillo y rápido (además de aconsejable) que el contencioso y se tramita conforme se detalla a continuación:

El Procurador, presenta la demanda, previamente redactada por el Abogado, ante los Juzgados, acompañando los certificados de matrimonio y de nacimiento de los hijos expedidos por el Registro Civil, un convenio regulador (que se detalla a continuación) así como aquellos documentos que sirvan para acreditar su situación económica.

El juez cita a ambas partes para que se ratifiquen en la demanda y en el convenio regulador aportado. Si alguno de los cónyuges no acude al acto de ratificación, la demanda será archivada.

Si existen hijos menores de edad o incapaces, el juez les cita para escuchar su parecer y, pasa las actuaciones al Ministerio Fiscal para que emita informe sobre el acuerdo adoptado por los cónyuges.

El juez dicta sentencia, en la que decreta la separación de los cónyuges y aprueba el contenido del convenio regulador.

¿Qué es el convenio regulador?

Es un contrato suscrito de mutuo acuerdo por los cónyuges en el que ambos pactan sus relaciones tanto económicas como respecto a los hijos en los casos de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

El convenio, normalmente redactado por un abogado, ha de recoger los siguientes aspectos:

  • A qué progenitor se atribuye la patria potestad (generalmente continúa siendo compartida por ambos salvo en casos excepcionales de malos tratos o agresiones sexuales a los menores)
  • Con cuál de los progenitores se quedan los hijos (guardia y custodia) o la custodia compartida.
  • El régimen de visitas y comunicaciones que podrá disfrutar el progenitor al que no se le haya atribuido la guardia y custodia, si ésta no es compartida.
  • La cantidad que el anterior debe satisfacer para el mantenimiento de los hijos pensión de alimentos.
  • La cantidad que uno de los cónyuges ha de satisfacer al otro por el desequilibrio económico que se deriva de la separación, divorcio o nulidad matrimonial, esto es, pensión compensatoria, si procede.
  • A qué cónyuge se atribuye el uso de la vivienda familiar, generalmente se concederá el uso a los hijos y al progenitor que tenga su guardia y custodia.
  • La cantidad con la que cada cónyuge debe contribuir a las cargas del matrimonio y, si procede, la litis expensas, esto es, los gastos del pleito.

2. Proceso contencioso

Al no existir acuerdo entre los cónyuges, estos procedimientos se desarrollan siguiendo los trámites establecidos para el juicio verbal con las siguientes particularidades:

  • A la demanda debe acompañarse de forma obligatoria los certificados de matrimonio y de nacimiento de los hijos.
  • Si en la misma se solicita que se adopten medidas económicas (por ejemplo, pensiones de alimentos o compensatoria), es necesario acompañar todos aquellos documentos que sirvan para acreditar la situación económica de los cónyuges y por tanto para fundamentar esta petición.
  • El pleito puede transformarse en cualquier momento en un procedimiento de mutuo acuerdo.

En ambos casos, tanto si se tramitan de forma contenciosa como de mutuo acuerdo, es obligatoria la intervención de abogado y procurador.

Una vez se decrete por sentencia la separación de los cónyuges, el juez mandará que se inscriba en el Registro Civil.

Contra la sentencia que se dicte en los procesos matrimoniales de separación, divorcio o nulidad podrá interponerse el correspondiente recurso de apelación.

Acerca de Pareja & Flores - Abogados

Abogado.

Lee también

Hemorragia legislativa

En los últimos días se han publicado en el BOE 5 leyes que vienen a modificar normas procesales básicas, y de las relaciones del ciudadano con la administración.

Deja un comentario